Tratamiento periodontal

  1. Brion Dental
  2. /
  3. Tratamiento periodontal
Eliminación de la placa y el sarro

Prevención y diagnóstico

Es una especialidad de la odontología que se encarga de la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades que afectan a los tejidos que rodean y soportan al diente (hueso, ligamento y encía). Su objetivo es la eliminación de la placa y el sarro que están pegados a los dientes por debajo de la encía. Se hace con ultrasonidos y curetas, generalmente bajo anestesia local. Se busca eliminar los factores irritativos e infecciosos, para conseguir el mantenimiento de los dientes en el tiempo, y así, evitar la pérdida de hueso, la movilidad y la caída de los dientes.

Las principales enfermedades periodontales que afectan a una dentición son: periodontitis, gingivitis y periimplantitis.

¿Qué he de hacer?

Factores y precauciones

Los factores que desencadenan estas enfermedades son la acumulación del sarro y la placa bacteriana. Normalmente debidos a unos malos hábitos de higiene bucal, cepillado deficiente, tabaquismo, aunque también puede venir provocado por predisposición genética y familiar.

La buena higiene oral es la mejor forma de prevenir estas enfermedades y sus complicaciones. Es recomendable cepillarse los dientes por lo menos dos veces al día, mejor tres, y usar la seda dental o los cepillos interdentales mínimo una vez al día.

Antes de realizar cualquier tratamiento, el especialista debe realizar un estudio periodontal para determinar el estado de la enfermedad y poder decidir el tratamiento más adecuado. Por lo general, este estudio consta de un conjunto de radiografías y un periodontograma (o también sondaje de encías).

¿Necesitas ayuda?
Pide tu cita, te haremos un presupuesto

Observación y tratamiento

Fases de la enfermedad

Gingivitis

Se trata de la inflamación e infección en los tejidos de soporte de los dientes. Al no llegar a afectar al hueso se trata de una enfermedad reversible. Es muy común y generalmente aparece en la primera etapa de la edad adulta, aunque también se puede dar en niños y adolescentes.

Esta enfermedad viene provocada por los depósitos de placa (acumulación de bacterias y residuos de alimento) en la superficie de los dientes. Cuando estos depósitos de placa se vuelven duros se convierten en lo que denominamos sarro. Tanto la placa como el sarro irritan e inflaman las encías. La infección la ocasionan las bacterias y toxinas que éstas producen.

Existen varios síntomas que nos indicarán que podemos sufrir gingivitis: Sangrado, inflamación o hinchazón de encías, úlceras bucales, encías de aspecto rojo brillante, encías sensibles al tacto.

El tratamiento consiste en realizar una limpieza dental por el dentista, usando diversos instrumentos para eliminar por completo la placa y sarro existente. Posteriormente es esencial continuar en casa con una cuidadosa higiene bucal. El sangrado y la sensibilidad desaparecerán en una o dos semanas. Si no se mantiene una correcta higiene bucal la enfermedad reaparecerá.

Periodontitis

También se la conoce comúnmente como piorrea. Es la principal causa de caída de piezas dentarias en adultos. Esta enfermedad aparece cuando no se pone tratamiento a la gingivitis y por tanto la inflamación e infección avanzan hasta los ligamentos y el hueso que sujetan los dientes.

Cuando se sufre las encías se separan de los dientes formando espacios o bolsas que se infectan debido a las bacterias localizadas en la placa. En ocasiones como consecuencia de la infección puede presentarse abceso dental (acumulación de pus) el cual también genera destrucción ósea.

El primer síntoma que le puede hacer sospechar que sufre periodontitis es el sangrado de encías. Aunque no es el único, también hay otros síntomas a tener en cuenta como encías brillantes y rojas, mal aliento, sensibilidad al tacto, movilidad de los dientes, encías inflamadas. Las personas fumadoras no suelen advertir el sangrado de encías como señal de alarma ya que el tabaco produce un elemento vasoconstrictor en las encías y prácticamente no sangran.

El tratamiento consiste en realizar una limpieza dental y  una técnica odontológica de raspado y alisado radicular por la que se eliminan el sarro y la placa bacteriana acumulada en los dientes y encías. Generalmente se realiza mediante anestesia local para prevenir las molestias que pudieran ocasionar el proceso. No obstante, es una técnica poco invasiva, y las posibles molestias que podrías experimentar tras la consulta son leves y pasajeras. En casos moderados o graves es necesario recurrir a la cirugía periodontal para frenar la enfermedad. Una vez terminado el proceso el paciente deberá mantener una buena higiene bucal en casa. Los pacientes con periodontitis deberán realizarse un mantenimiento profesional cada 4/6 meses.

Periimplantitis

Consiste en Una inflamación de los tejidos blandos que rodean al implante con afectación del hueso que da sujeción al implante. Cuando el proceso inflamatorio de los tejidos blandos que rodean el implante es reversible se denomina mucositis y cuando la inflamación, además de afectar a los tejidos blandos afecta también al hueso se llama periimplantitis.

Algunas de las causas de porque aparece serían: mal posicionamiento de las coronas dentales y/o implantes mal colocados, insuficiente higiene bucal, mala calidad del hueso alveolar donde se coloca el implante, abuso de alcohol y tabaco, caries sin tratamiento cerca del implante o no acudir a revisiones regulares tras la colocación del implante.

El tratamiento del dentista conseguirá destruir la placa de manera mecánica y reducir las bacterias que provocan la infección (mediante antibióticos o antisépticos). En ocasiones podría llegar a ser preciso extraer el implante.

Menú